Personajes Destacados de Venezuela


Simón Bolívar
Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios Ponte y Blanco, mejor conocido como Simón Bolívar, (Caracas, 24 de julio2 de 1783 — Santa Marta, República de Nueva Granada, 17 de diciembre de 1830) fue un militar y político venezolano de la época pre-republicana de la Capitanía General de Venezuela; fundador de la Gran Colombia y una de las figuras más destacadas de la emancipación americana frente al Imperio español. Contribuyó de manera decisiva a la independencia de las actuales Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela.
Le fue concedido el título honorífico de Libertador por el Cabildo de Mérida en Venezuela que, tras serle ratificado en Caracas, quedó asociado a su nombre. Los problemas para llevar adelante sus planes fueron tan frecuentes que llegó a afirmar de sí mismo que era "el hombre de las dificultades" en una carta dirigida al general Francisco de Paula Santander en 1825.
Participó en la fundación de la Gran Colombia, nación que intentó consolidar como una gran confederación política y militar en América, de la cual fue Presidente. Bolívar es considerado por sus acciones e ideas el "Hombre de América" y una destacada figura de la Historia Universal, ya que dejó un legado político en diversos países latinoamericanos, algunos de los cuales le han convertido en objeto de veneración nacionalista. Ha recibido honores en varias partes del mundo a través de estatuas o monumentos, parques, plazas, etc.


Su padre, Juan Vicente Bolívar y Ponte-Andrade y su madre María de la Concepción Palacios de Aguirre y Ariztía-Sojo y Blanco, pertenecían a la aristocracia caraqueña y cuando se casaron en el año 1773 había una gran diferencia de edad entre ambos cónyuges. Juan Vicente tenía 47 años en ese momento y Concepción 15 años. Tuvieron cuatro hijos más, tres de ellos mayores que Simón y una menor, cuyos nombres fueron Juan Vicente, María Antonia, Juana y María del Carmen.
La familia Bolívar provenía de una población llamada La Puebla de Bolívar en Vizcaya (País Vasco, España), ubicada entonces en la merindad de Marquina, y ya desde los inicios de la colonia sus miembros realizaron acciones destacadas en Venezuela.
El primero de los Bolívar en arribar a Venezuela fue Simón de Bolívar el cual, junto con su hijo, llegó a Caracas, treinta años después de la fundación de la ciudad, hacia 1589 y por tener el mismo nombre se les distinguió como Simón de Bolívar el Viejo y Simón de Bolívar el Mozo.
Bolívar el Viejo se destacó como Contador Real, por privilegio especial del rey Felipe II, quien en el título de nombramiento le reitera su amplia confianza como velador de la Real Hacienda, cargo que ejerció tanto él como su hijo, en Margarita y Caracas.
Fue además Procurador General de las ciudades de Caracas, Coro, Trujillo, Barquisimeto, Carora, El Tocuyo y Maracaibo ante la Corte española entre 1590 y 1593, para informar al rey Felipe sobre el estado de la provincia y pedirle ciertas mejoras, exenciones de impuestos y privilegios que facilitaran el desarrollo de la misma.
Entre sus logros para Caracas está el haber gestionado en el Consejo de Indias la concesión real del escudo que aún conserva, junto con el título de "Muy noble y leal ciudad".
Con el tiempo los Bolívar se unieron en matrimonio con las familias de los primeros pobladores de Venezuela y alcanzaron rangos y distinciones tales como las de Regidor, Alférez Real y algunos gestionaron los títulos nobiliarios de Marqués de Bolívar y Vizconde de Cocorote, asociado con la cesión de las Minas de Cocorote y la facultad de administrar el señorío de Aroa, conocido por la riqueza de sus minas de cobre (estos títulos sin embargo no llegaron a concederse).
En cuanto a la familia Palacios, éstos eran oriundos de la zona de Miranda de Ebro, actual provincia de Burgos, en España. El primero de los Palacios en llegar a Venezuela fue José Palacios de Aguirre y Ariztía-Sojo y Ortiz de Zárate, natural de Miranda de Ebro en 1647, que falleció en Caracas en 1703. El resto de los descendientes se unieron en matrimonio con otras familias aristócratas y alcanzaron los puestos de alcalde, regidor, procurador, etc. Dos generaciones después de José Palacios nacería María de la Concepción Palacios de Aguirre y Ariztía-Sojo y Blanco, hija de Feliciano Palacios de Aguirre y Ariztía-Sojo y Gil de Arriata y de Francisca Blanco de Herrera, descendiente de algunas familias canarias establecidas en Venezuela.3 Ella fue la madre de Simón Bolívar.
El 6 de agosto de 1825 Sucre creó el Congreso del Alto Perú en el cual creó la República de Bolivia en honor de Bolívar. La Constitución de 1826, aunque nunca fue usada, fue escrita por Bolívar mismo. También en 1826 Bolívar convocó al Congreso de Panamá, la primera conferencia hemisférica.
Cuando iba camino de Venezuela, llamado por el estallido de la sublevación de la Cosiata, que había tenido lugar el 30 de abril de 1826, en Perú le nombraron presidente vitalicio el 30 de noviembre de ese año, pero el Libertador no aceptó. Siendo nombrado Presidente de Perú el general Andrés de Santa Cruz el 28 de enero de 1827.
Pero a partir de 1827 debido a rivalidades personales entre los generales de la revolución, explotaron conflictos políticos que terminaron por destruir las perspectivas de una unión sudamericana por la cual Bolívar había luchado.
Ya en Venezuela, indultó a los comprometidos en la Cosiata y el 1 de enero de 1827 sostuvo en el cargo de jefe superior civil y militar a Páez. Reformó los estatutos de la Universidad de Caracas (actual Universidad Central de Venezuela) y se dirigió a Santa fe de Bogotá el 5 de julio siguiente para convocar una convención que debía crear una nueva constitución y el restablecimiento de la concordia nacional después de las batallas contra los españoles y las discordias entre los partidos. Bolívar no regresó nunca a Venezuela.
La convención se reunió en Ocaña el 9 de abril de 1828, desde el comienzo de la reunión, los asistentes se dividieron en tres fracciones: la primera estaba dirigida por el general, Francisco de Paula Santander, Vicepresidente de la Gran Colombia que defendía una concepción federalista del gobierno; la segunda, capitaneada por el propio Simón Bolívar, abogaba por un gobierno Central; y, por último, una tercera, la de los independientes, en la cual militaban Joaquín Mosquera y los indefinidos. La Convención fracasó porque ninguna de las propuestas para una nueva constitución fue aceptada; por esa razón, los seguidores de Bolívar resolvieron ausentarse de Ocaña el 10 de junio de 1828 y la reunión se quedó sin el quórum reglamentario.
Creyendo que mediante su acción podría imponer el orden y mantener la unión de la Gran Colombia, Bolívar se declara a sí mismo dictador el 27 de agosto de 1828, mediante el Decreto Orgánico de la Dictadura y queda abolida la Vicepresidencia de la República.
El 25 de septiembre de 1828, en Bogotá, se llevó a cabo un atentado contra su vida, conocido como la Conspiración Septembrina, de la cual resultó ileso gracias a la ayuda de su compañera sentimental, Manuela Sáenz, quiteña que recibió en 1821 la orden de "Caballeresa del Sol" del general José de San Martín y que a raíz del suceso con Bolívar fue llamada por él: "La Libertadora del Libertador". Bajo la ventana de la residencia de Bolívar, frente al actual Teatro Colón, por donde realizó su escape, fue puesta una placa con la inscripción del cuadro lateral.
Bolívar inicialmente intentó perdonar a los que fueron considerados como conspiradores, miembros de la facción "santanderista". Eventualmente se decidió someterlos a la justicia marcial, después de la cual debieron ser fusilados los acusados de ser los directos implicados, algunos sin que quedara plenamente establecida su responsabilidad. El mismo Francisco de Paula Santander, quien había sabido con antelación de la conspiración y no se había opuesto directamente a ella por sus diferencias con Bolívar, partió al exilio.
Después de los hechos, Bolívar siguió gobernando en un ambiente enrarecido, acorralado por disputas fraccionales y sufriendo de tuberculosis. La revueltas continuaron. Perú se declaró en contra de Bolívar y su Presidente José de La Mar invadió Guayaquil mas fue vencido por Antonio José de Sucre en la batalla de Tarqui el 27 de febrero de 1829. Venezuela se proclamó independiente el 13 de enero de 1830 y José Antonio Páez ocupó la presidencia de ese país desterrando a Bolívar.
Bolívar dimitió de la presidencia el 20 de enero de 1830 en el Congreso Admirable pero esta no fue aceptada hasta el 4 de mayo de 1830 concediéndosele una pensión de 3.000 pesos anuales.
Solo y desengañado, Bolívar emprende un viaje destinado hacia Jamaica y Europa pero su enfermedad se lo impidió, y hubo de acogerse a la amistad y protección de un español, don Joaquín de Mier y Benítez, que lo invitó a quedarse en la Quinta de San Pedro Alejandrino, cerca de la ciudad de Santa Marta, en el departamento del Magdalena.
Antonio Guzmán Blanco
Nace. El 20 de febrero de 1829 fue un politico, militar, caudillo del Partido Liberal Amarillo y presidente de la República de Venezuela en tres ocasiones nacido en Caracas el 20 de febrero de 1829 y fallecido en París el 28 de julio de 1899. Se le conoce como el "autócrata civilizador", "el ilustre americano", "el regenerador y pacificador" y otros títulos otorgados en su honor o deshonor por la gente de su tiempo. A pesar de sus cerca de veinte años de absolutismo y corrupción, se le considera como modernizador de Venezuela porque construyó numerosas edificaciones públicas, mejoró la economía y el clima de relativa paz con que se desarrollaron sus gobiernos.
Fue hijo del político Antonio Leocadio Guzmán, fundador del Partido Liberal, y de Carlota Blanco Jerez de Aristiguieta, pariente cercano de la familia Bolívar. Inició sus estudios en Caracas en el colegio Independencia de Feliciano Montenegro y Colón. A mediados de 1848, a los 19 años de edad y mientras estudiaba derecho en la Universidad Central de Venezuela, desempeñó su primer cargo público como jefe de sección en la Secretaria de Relaciones Exteriores. En 1854, ingresó a las logias masónicas caraqueñas Concordia y Esperanza, y Sociedad de María. El 1 de marzo de 1856 se recibió como licenciado en derecho civil, y el 14 de abril siguiente obtuvo el título de abogado. Desligado de la política, se dedicó a escribir sus memorias (cuyo paradero se ignora) y entre 1890 y 1896, publicó varios folletos sobre la cuestión de límites, especialmente los de Guayana. En 1894 fueron publicados en París sus libros En Defensa de la Causa liberal y Muerte del general Ezequiel Zamora. Sus últimos años transcurrieron en París, donde murió el 28 de julio de 1899.
Luisa Cáceres Díaz de Arismendi
Nace en Caracas el 25.9.1799.Muere en Caracas el 2.6.1866. Heroína de la Independencia y símbolo de la fortaleza humana ante la adversidad. Esposa del prócer Juan Bautista Arismendi. Hija de Domingo Cáceres y de Carmen Díaz. Su padre, profesor de Latín le enseñó a temprana edad a leer y escribir, así como los principios éticos y morales que le dieron valor durante los años de su cautiverio y destierro. Luisa llega a Cádiz el 17 de enero de 1817. Es presentada ante el Capitán General de Andalucía, quien protesta por el trato al que fue sometida por las autoridades españolas de América, y le da la categoría de confinada, asignándole además una pensión de 10 reales en vellón diarios.Durante su permanencia en Cádiz, se negó a firmar un documento donde debía manifestar su lealtad al rey de España y renegar de la filiación patriota de su marido, a lo cual respondió que el deber de su esposo era servir a la patria y luchar por libertarla. El 3 de mayo de 1818 llega a Filadelfia, luego de fugarse de Cádiz con la ayuda de Francisco Carabaño y el inglés Mr. Tottem; de allí se dirige a Margarita donde desembarca el 26 de julio de 1818. Finalmente, 19 de septiembre de 1819, el Consejo de Indias dicta una resolución que le concede absoluta libertad y facultad de fijar su residencia donde desee. Residió en Caracas hasta el día de su muerte. Sus restos fueron trasladados al Panteón Nacional en 1876.

Rafael José Urdaneta Farías
Fue un militar y político venezolano nacido el 24 de octubre de 1788 en Maracaibo, estado Zulia y fallecido el 23 de agosto de 1845 en París, Francia. Urdaneta fue presidente de la Gran Colombia y es uno de los más notables próceres de la Independencia de Venezuela, destacándose como uno de los más fieles seguidores de los ideales políticos de Simón Bolívar.
Nace el 24 de octubre de 1788 producto de la unión de Miguel Jerónimo Urdaneta y Doña María Alejandrina Farías. A los 22 años se une al movimiento revolucionario independentista en Santa Fe de Bogotá, Colombia , lugar donde luego sería ascendido a Capitán por su destacada participación en la batalla del Bajo Palacé.
Años más tarde se incorpora al conjunto de oficiales comandados bajo el entonces brigadier Simón Bolivar, que planeaban invadir Venezuela en la denominada Campaña Admirable, exitoso plan que junto a la primera Batalla de Carabobo, entre otras, permitió a Urdaneta el ascenso a General de División en enero de 1815.
En 1821, liberó a la provincia de Coro y continuó hasta San Carlos, donde Bolívar, ya compañero de lucha, preparaba una concentración de fuerzas para en Carabobo vencer al ejército realista y sacarlo definitivamente de Venezuela.
Arturo Uslar Pietri
Arturo Uslar Pietri nació en Caracas el 16 de mayo de 1906. El hijo de Arturo Uslar y Helena Pietri se crió en la popular parroquia de La Candelaria. Murió en la misma ciudad a los 95 años de edad el 26 de Febrero de 2001. Se destacó como novelista, cuentista, ensayista, dramaturgo y poeta; también participó en la política nacional. Fue parte de la llamada Generación del 28, un grupo de estudiantes universitarios que protagonizaron en el carnaval caraqueño de ese año un movimiento de carácter académico y estudiantil que derivó en un enfrentamiento con el régimen de Juan Vicente Gómez.
Ese mismo año fundó junto a Miguel Otero Silva y Fernando Paz Castillo la revista Válvula. los 23 años alcanza el título de Doctor en Ciencias Políticas en la Universidad Central de Caracas. Viaja a Francia y vive en ese país durante 5 años. Su primera novela, "Las lanzas coloradas" fue publicada en Madrid en 1931, cuando Uslar Pietri contaba con 25 años de edad. En este libro, el autor narra los hechos de la Guerra de Independencia Venezuela. Luego de la caída de Pérez Jiménez y con la instauración de la democracia, Uslar es electo como senador de la República por el partido Unión Republicana Democrática. Nunca abandonó a la literatura. Y aunque estaba retirado de la política, era un crítico constante de los hechos ocurridos en el país. Arturo Uslar Pietri murió en Caracas a los 94 años de edad, el 26 de febrero de 2002, dejando un legado intelectual profundo y prolífico para quienes lo admiraron y lo siguen admirando.
José María Vargas
(La Guaira, Venezuela, 10 de marzo de 1786 - Nueva York, Estados Unidos, 13 de julio de 1854) fue un médico cirujano, científico, catedrático y rector de la Universidad de Caracas, además de político, escritor y Presidente de Venezuela entre 1835 y 1836. En la Venezuela de 1834, el papel protagónico de la vida política era ejercido por los jefes militares que habían tomado parte en la Independencia venezolana y de los otros países bolivarianos. Cuando se inicia el debate sobre los candidatos para el período presidencial (1835-1839), el nombre de José María Vargas comienza a ser nombrado con insistencia, especialmente entre los círculos intelectuales que expresaban una actitud antimilitarista. Por tal motivo, ciertos sectores de la sociedad venezolana que veían con desconfianza a esta multitud de hombres que tenían lógicas ambiciones políticas y de poder, trataron de reforzar el poder civil mediante la prestigiosa figura de José María Vargas. Fue electo presidente en las elecciones de 1834, voto ratificado por el Congreso el 6 de febrero de 1835 y se encargó de la presidencia el día 9. Despues de su experiencia como Presidente, se dedicó completamente a la educación por el resto de su vida. En 1842, con gran satisfacción de su parte, integró la comisión que viajó a Santa Marta para repatriar los restos del Libertador.
Con la salud quebrantada, se trasladó después a los Estados Unidos, recibiendo honores en muchas sociedades científicas. Murió en Nueva York el 13 de julio de 1854. Sus restos reposan actualmente en el Panteón Nacional. La tierra donde nació convertida en estado, lleva su nombre, y la masonería venezolana, aun le rinde homenaje, por su acción cultural para impulsar el progreso de Venezuela.
José Tadeo Monagas
Nacido en Tamarindo de Amana, Maturín (Edo. Monagas) el 28 de Octubre de 1784. Caudillo militar y político. Presidente de la República (1847-1851 y 1855-1858).
En 1846, Monagas es postulado como candidato a la presidencia para el período 1847-1851. Contaba con el apoyo y las simpatías de Páez y del presidente saliente Carlos Soublette. Triunfa en las elecciones, y es luego confirmado por el Congreso el 20 de enero de 1847 y toma posesión en Caracas el 1 de marzo. Caracterizado por la ruptura con los grupos conservadores y por la aplicación de una serie de medidas consideradas por sus adversarios como arbitrarias, este primer período presidencial de Monagas (1847-1851) La voluntad de José Tadeo Monagas se pone de manifiesto a lo largo de este nuevo período presidencial y se cristaliza con su reelección para el ejercicio de la primera magistratura en el nuevo período que iría desde 1855 a 1859; esta reelección originó los más variados comentarios y las más contradictorias opiniones; la situación de agitación política que caracterizaba entonces a Venezuela no era sino un reflejo del descontento generalizado que sacudía a todo el país. Los brotes de rebeliones no se hicieron esperar. Ante el alzamiento promovido desde Valencia por el general Julián Castro, Monagas renuncia a la presidencia el 15 de marzo de 1858, se asila en la Legación de Francia en Caracas y parte al exilio pocas semanas después.
Sus restos reposan en el Panteón Nacional desde el 17 de mayo.

Antonio Ricaurte
Nace en Villa de Leiva (Colombia) el 10.7.1786Muere en San Mateo (Edo. Aragua) el 25.3.1814.
Oficial colombiano que luchó por la libertad de Venezuela en la Guerra de Independencia. Fueron sus padres Esteban Ricaurte y María Clemencia Lozano, hija del marqués de San Jorge. Entre 1799 y 1804 estudió en el colegio de San Bartolomé de Bogotá, completando su formación de manera autodidacta en la gran biblioteca que poseían sus padres y parientes. Años después contrajo nupcias con Juana Martínez Camacho, sobrina del prócer Joaquín Camacho, quien le ayudó a insertarse en la burocracia colonial con el cargo de escribano de cámara y secretario de Tribunal de Cuentas del virreinato de la Nueva Granada. Ricaurte participó en los hechos revolucionarios que se produjeron el 20 de julio de 1810 en Bogotá, los cuales tuvieron su antecedente en los hechos del 19 de abril de 1810 en Venezuela. Dada su decidida participación contra el régimen colonial, fue llamado por sus compañeros como «El Chispero». Como miembro del primer Ejército Libertador integrado por neogranadinos y venezolanos, tuvo una destacada participación en los combates de La Grita (13 de abril), Carache (19 de junio), Niquitao (2 de julio), Taguanes (31 de julio) entre otros. A partir del 25 de febrero de 1814 se libraron una serie de escaramuzas entre patriotas y realistas en un área comprendida entre el lago de Valencia y San Mateo. Durante el ataque realista, Francisco Tomás Morales se apoderó del trapiche de la hacienda, a la vez que una de sus columnas tomó la «casa alta» de la propiedad. Sin embargo, el objetivo de los realistas de apoderarse del parque patriota fue frustrado, cuando Antonio Ricaurte ante la inminencia de la captura de dicho cargamento decidió prender fuego a la pólvora, haciéndolo volar el 25 de marzo de 1814, pereciendo tanto él como aquellos soldados que se encontraban dentro del recinto.
Santiago Mariño
Nace en Valle del Espíritu Santo ( Edo. Nueva Esparta) el 25.7.1788Muere en La Victoria (Edo. Aragua) el 4.9.1854
General en jefe del Ejército Libertador de Venezuela en la Guerra de Independencia, libertador de Oriente (Valle del Espíritu Santo, Nueva Esparta, 1788 – La Victoria, Aragua, 1854). Participó activamente en la lucha por la independencia. Derrotada la Primera República, emigró al islote de Chacachacare, donde vivía su hermana Concepción; desde allí comandó una expedición en 1813 contra los realistas en el Oriente venezolano, y en seis meses liberaron las provincias de Cumaná y Barcelona. Mariño sostuvo la idea de mantener separado el mando del ejército de oriente y el de occidente.
En febrero de 1814, al frente de su ejército, se desplazó hacia el centro del país; derrotó a José Tomás Boves en Bocachica (31-3-1814) y, junto al Libertador, consigue la victoria en la primera batalla de Carabobo (28-5-1814). Perdida la Segunda República, marchó a Cartagena y luego a Jamaica; posteriormente integró la expedición de Los Cayos comandada por Bolívar.
En 1816 en la Isla Margarita una asamblea proclamó a Bolívar jefe supremo de la República, y a Mariño su segundo; igualmente, se acordó unificar el territorio en uno solo desconociendo la división de oriente y occidente. Bajo su inspiración, se reunió el Congreso de Cariaco en 1817, en el que se decretó un Estado federal regido por un gobierno similar al establecido en 1811, proyecto que fracasó en poco tiempo. Asistió como diputado al Congreso de Angostura. En 1821 es nombrado jefe del Estado Mayor General del Ejército Libertador, rango con el que participó en la batalla de Carabobo.
E. José Tomás Boves
El18 de septiembre de 1782 nace en Oviedo, provincia de Asturias, el jefe realista José Tomás Boves, tristemente célebre por sus crueldades durante la guerra independentista.
Lo cierto es que Boves gozaba con el dolor ajeno, se recreaba en las órdenes más crueles y presenciaba las ejecuciones de patriotas, a quienes hacía bailar el «Piquirico» antes de morir. Boves murió en la batalla de Urica, en 1814, y con él murió la Segunda República.
José Tomás Boves era hijo de un "modesto empleado municipal de la ciudad de Oviedo". Muerto su padre cuando era solo un niño de cinco años, quedó al cuidado de su madre, una lavandera. Por su conducta irregular, Boves hizo carrera corta en la marina española. Obtuvo empleo en una flota que comerciaba entre las Antillas y Venezuela. Al poco tiempo se estableció en Calabozo, a comerciar en ganados, especialmente en el tráfico de caballos. Allí estaba cuando Monteverde le encargó organizar un escuadrón de lanceros hacia principios de 1813. La figura que va a destacarse durante los años de 1813 y 1814 es la de José Tomás Boves, por el conocimiento de los llanos, por haberse convertido en caudillo de los llaneros y por su arrojo y crueldad.
Después de La Puerta, Boves quedó dueño de los valles de Aragua y avanzó con sus tropas sobre Caracas. Bolívar, Mariño, Ribas y otros jefes se retiraron a Oriente con la esperanza de rehacer sus fuerzas y repeler al enemigo. La retirada de estas tropas fue seguida por la emigración de gran parte de la población de la ciudad, que huía del terror del jefe español. Boves ocupó Caracas y organizó un nuevo gobierno realista. Desconoció a Cajigal que había sido designado Capitán General de Venezuela por las autoridades metropolitanas, y asumió el mando con el título de "'Comandante General del Ejército Español". Destacó a Morales en persecución de los patriotas que huían a Oriente, y poco después él mismo se puso al frente de las operaciones. En Aragua de Barcelona, Cumaná y Urica, los republicanos intentaron inútilmente resistir a las tropas de Boves y Morales. Boves en Urica, de Barcelona, derrota a Ribas y a Bermúdez el 5 de diciembre de 1814. Pero en la batalla muere Boves.

Carlos Soublette
Militar y político venezolano, nace en La Guaira, el 15 de diciembre de 1789. Desde muy temprana edad, como era costumbre en su época, se une a las tropas independentistas, al lado de Francisco de Miranda, como portaestandarte. Más adelante, se une a Simón Bolívar en la expedición de Los Cayos. En el oriente de Venezuela, participa en muchas acciones militares y se bate con heroicidad en Nueva Granada. Su brillante, actuación le hace merecedor del cargo de Director de la Guerra en las Provincias del Centro. Realiza entonces una campaña contra los realistas que se habían refugiado en Coro y Maracaibo. Ejerce la vicepresidencia de la República y es designado por el Gobierno nacional para arreglar con España un tratado de reconocimiento de la Independencia. Soublette también llega a ejercer funciones como Intendente del Magdalena.
En 1829, firma el acta de separación de Venezuela de la Gran Colombia y participa activamente en la política del naciente Estado venezolano. Termina el período presidencial de José María Vargas, después de la renuncia de éste, el 20 de mayo de 1837, cuando habiendo sido electo Vicepresidente el General Carlos Soublette, asumió la Presidencia y la ejerció como encargado hasta que terminó el período en 1839. Posteriormente, es electo Presidente Constitucional para el período 1843-1847, cargo desde el cual realiza una destacada labor.


De su mandato se dice que: "marca uno de los períodos más felices y fructíferos de la historia de Venezuela". El 11 de febrero de 1870 murió en Caracas el ilustre prócer, insigne hombre público y Presidente a los 80 años de edad.
José Francisco Bermúdez
Nace en San José de Areocuar (Edo. Sucre) el 23.1.1782. Muere en Cumaná (Edo. Sucre) el 15.12.1831 General en jefe del Ejército de Venezuela en la Guerra de Independencia. Fueron sus padres Francisco Antonio Bermúdez de Castro y Casanova y Josefa Antonia Figuera de Cáceres y Sotillo. A los 28 años de edad se incorporó a la lucha por la emancipación de Venezuela A raíz de la capitulación del general Francisco de Miranda ante las fuerzas realistas el 25 de julio de 1812, tuvo que emigrar a Trinidad. En 1813 formó parte del grupo que bajo el mando de Santiago Mariño, invadió las costas orientales de Venezuela para llevar a cabo la campaña con la cual se dio libertad a esa parte del país. En 1814 fue ascendido a coronel, y como tal acompañó al general Mariño en el auxilio que prestaron sus fuerzas a Simón Bolívar en el occidente.
En 1814, ante la pérdida irremediable de la Segunda República se embarca rumbo a Margarita y de allí a las Antillas y luego a Cartagena de Indias desde donde se trasladó a Los Cayos de Haití, en momentos cuando Bolívar se disponía a zarpar para Venezuela con su expedición. En 1818, con el grado de comandante del Ejército de Oriente, recibió el encargo de actuar junto con el general Rafael Urdaneta en las provincias de Barcelona y Cumaná. El 11 de agosto de 1818 fue derrotado en Barcelona por el coronel José Pereira, tras lo cual se retiró a Cumaná seguido de cerca por Pereira. En 1821, se incorporó al lado de Bolívar a la Campaña Libertadora de Venezuela, recibiendo la misión de ejecutar maniobras de distracción entre Caracas y los valles de Aragua. Finalizada la campaña de Carabobo, fue ascendido a general en jefe y enviado a Cumaná con el encargo de liberar aquella plaza, lo cual llevó a cabo, ya que para el 16 de octubre de 1821
En enero de 1830 entró nuevamente en operaciones contra una insurrección que amenazó al sistema constitucional; estuvo en acción hasta agosto de ese año, cuando se retiró definitivamente. Murió asesinado en Cumaná, el 12 de julio de 1831. Sus restos descansan en el Panteón Nacional desde el 24 de octubre de 1877.
José Félix Ribas


Nació en Caracas el 19 septiembre 1775
Murió en Tucupido el 31 enero 1815 José Félix Ribas fue el último de once hijos de una familia distinguida de Caracas. Se casó con Josefa Palacios, tía de Simón Bolívar. Empezó su actividad republicana el 19 de abril de 1810, alentado a los vecinos para que participaran en los acontecimientos de ese día. Durante la independencia, participó en numerosas batallas, pero el episodio más importante fue el de la batalla de La Victoria (12 de febrero de 1814) en donde logró parar a las fuerzas realistas de Boves (comandadas por Morales, ya que Boves estaba herido), con unas tropas poco experimentadas, formadas principalmente por jóvenes estudiantes y seminaristas que Ribas había logrado reclutar.
Ribas le decía a todos estos jóvenes: "No podemos optar entre vencer o morir, es necesario vencer". Después de varias horas de resistencia, llegaron los refuerzos comandados por Campo Elías. Es en honor a este episodio, que en Venezuela se celebra el "día de la juventud" cada 12 de febrero.Tuvo una participación activa en la batalla de Urica que perdió la república, pero en donde murió Boves. Después de esta batalla, junto con Bermúdez, ofreció una resistencia heroica a Morales en Maturín, pero también fueron derrotados. Huyó con un sobrino y un criado, pero fue delatado por un esclavo llamado Concepción González. Fue capturado y su cabeza, frita en aceite, fue enviada en Caracas, en donde fue exhibida dentro de una jaula.
Juan Bautista Arismendi
Nace en La Asunción (Edo. Nueva Esparta) el 24.6.1770Muere en Caracas el 22.6.1841. Oficial (General en Jefe) del Ejército de Venezuela en la Guerra de Independencia y años subsiguientes. Hijo del capitán de milicias Miguel Arismendi y de Mariana Subero. Esposo de la heroína Luisa Cáceres de Arismendi. En 1790 se inició en la carrera de armas como cadete de un batallón de milicias de la isla de Margarita. En En enero de 1812 formó parte de la expedición que zarpó de Cumaná hacia Guayana, con el objeto de controlar dicha provincia por desconocer el gobierno surgido en Caracas como consecuencia del movimiento de 1810. Después de su entrada en Caracas (1812), Domingo de Monteverde ordenó a Pascual Martínez gobernador de Margarita, detener a Juan Bautista Arismendi junto a otros patriotas. Luego de varios meses en las bóvedas de La Guaira, Arismendi obtuvo la libertad. El 8 de enero de 1815, una junta de notables y padres de familia de La Asunción confió el gobierno político de la isla a un triunvirato formado por Juan Miguel Lares, Juan AntonioSilva y Gaspar Marcano. Al coronel Arismendi se le confirió el cargo de comandante general de todas las fuerzas de mar y tierra de Margarita; medidas éstas destinadas a hacer frente a una posible ofensiva del jefe realista Francisco Tomás Morales. En 1821, cuando Bermúdez avanzaba sobre Caracas, Arismendi se incorporó a este jefe en la población indicada. En 1828, ya en situación de retiro, Arismendi fue designado por el general en jefe José Antonio Páez, segundo comandante del Ejército. También recibió el encargo de preparar un reglamento de policía. Asimismo, tuvo una destacada participación en el movimiento que en 1830 restableció el Estado de Venezuela, separado de la Gran Colombia. En enero de 1835 asistió al Congreso como senador principal, elegido por la provincia de Margarita. En agosto del mismo año, durante la crisis político-militar conocida como la Revolución de las Reformas, estando al lado del gobierno del doctor José María Vargas secunda a Páez. En marzo de 1839 ocupaba un curul en el Senado, por la provincia de Margarita. Después de estas actividades, Arismendi se retiró de la vida pública. Sus restos reposan en el Panteón Nacional desde el 29 de enero de 1877.
Pablo Morillo


(Fuentesecas, España, 1775-Barèges, Francia, 1837) Militar español. Conde de Cartagena y marqués de la Puerta, luchó en Bailén (1808) a las órdenes de Castaños y alcanzó el grado de teniente general tras la batalla de Vitoria (1813). Fernando VII lo nombró comandante de las tropas que envió a las colonias americanas para sofocar el levantamiento independentista (1814), y con gran contundencia se apoderó de Cartagena y Santa Fe, tras vencer en diversas ocasiones a Mariño y Bolívar. Derrotado por este último en Bocayá (1819), firmó el armisticio de Trujillo (1820), y a su regreso a España escribió sus Memorias relativas a los principales acontecimientos de las campañas de América. Favorable a los absolutistas tras la revolución de 1820, se declaró partidario después de los constitucionalistas y fue nombrado capitán general de Castilla la Nueva. En 1824 se exilió en Francia, de donde no regresó hasta 1832, cuando fue nombrado capitán general de Galicia. Participó en la Primera Guerra Carlista con el bando liberal, pero no tardó en retirarse por problemas de salud.
Antonio José de Sucre
Antonio José de Sucre nace en Cumaná (Edo. Sucre) el 3 de febrero de 1795 y es asesinado en Berruecos (Colombia) el 4 de junio de 1830 Oficial (general en jefe) del Ejército de Venezuela, Colombia y Ecuador, Gran Mariscal de Ayacucho (Perú). Presidente de Bolivia. Político y estadista. Hijo del teniente Vicente de Sucre y Urbaneja y de María Manuela de Alcalá y Sánchez. Se le considera el militar más completo y cabal de los próceres de nuestra Independencia. Fue un paradigma en el estricto cumplimiento de su deber; era inflexible, duro y justo. Su padre, sus 2 abuelos y 4 bisabuelos y los más de sus tatarabuelos, fueron militares. La vida de Sucre fue un luchar continuo. Combatía contra las fallas humanas, contra los elementos, contra las distancias. Su preocupación por los servicios, por la eficiencia administrativa, llenó muchas de sus horas. Fue indoblegable en su actitud vigilante por la probidad. Castigaba sin vacilar, con rigor extremo, crímenes, vicios y corruptelas, pero fue magnánimo con enemigos y adversarios vencidos. Sobre todo resaltan en Sucre sus conceptos del patriotismo americano, del honor, de la gratitud y la lealtad. Sucre regresa a Bogotá, mientras la situación se agrava y la obra de Bolívar se fragmenta. Cuando va de vuelta a encontrarse con su familia en Quito, el mariscal Antonio José de Sucre es asesinado, a traición, en la montaña de Berruecos (sur de Colombia), el 4 de junio de 1830, José María Obando fue señalado como autor intelectual y Apolinar Morillo como ejecutor del crimen.
Manuel Piar
Nació en Willemstad (Curazao) el 28 de abril de 1774 y murió en Agostura (Hoy Ciudad Bolívar-Edo. Bolívar) el 16 de octubre de 1817. Manuel Piar fue Oficial (General en Jefe) de la Independencia de Venezuela.
Piar vino a Venezuela con su madre, en 1784, y se radicó en La Guaira. Autodidacta, adquirió una sólida cultura. Conoció varios idiomas como el holandés, el español, el francés, el inglés, el papiamento de su isla natal, el patois o creole de Haití, y el guinés, lengua africana hablada en Curazao entre los esclavos.A los 23 años, Piar manifestó su voluntad de ayudar a la Independencia de Venezuela y participó en la Conspiración de Gual y España, sofocada en 1797. La experiencia militar y la pasión libertadora, pusieron a Manuel Piar al servicio de Venezuela, luego de los sucesos del 19 de abril de 1810, cuando inició su carrera militar en la Armada y por el Apostadero Naval de Puerto Cabello. Piar, unido a Ribas, desconoció a El Libertador en Carúpano y lo arrestó, nombrándose después máximo jefe, aunque después participó con Simón Bolívar en la Expedición de Los Cayos y reconoció la autoridad de él. Bolívar fue acumulando las acusaciones en contra de Piar y le ordenó a Manuel Cedeño (en Aragua de Maturín) que lo detuviera. Fue detenido y llevado con engaño, creyendo que se iba a entrevistar con El Libertador, para ser sometido a juicio y condenado a muerte el 16 de octubre de 1817.
Cuenta la historia que Piar se negó a que le vendaran los ojos cuando fue llevado al Paredón y, antes de que dispararan, se desabotonó quedando con el pecho al desnudo para recibir la descarga. El Senado del Congreso de la República de Venezuela acordó, el 8 de mayo de 1997, el traslado simbólico del prócer Manuel Piar al Panteón Nacional, en reconocimiento a los grandes próceres de la Independencia y como un acto de justicia para con la polémica historia de este personaje.
Pedro Camejo. (Negro Primero)
Murió en la Batalla de Carabobo el 24.6.1821. Actuó como oficial de caballería (teniente) del ejército de Venezuela en la Guerra de Independencia. El apodo de Negro Primero con el que se le conoce, se inspiró en su bravura y destreza en el manejo de la lanza. Fue esclavo de Vicente Alonzo en Apure. A comienzos de la gesta independentista formó parte del ejército realista. En 1818, cuando el general en jefe Simón Bolívar llegó a San Juan de Payara, durante el desarrollo de la Campaña del Centro, vio a Camejo por primera vez. La valentía y corpulencia del guerrero, junto a las referencias que le dio el general José Antonio Páez acerca del mismo, despertaron el interés del Libertador y, en una breve charla que sostuvieron, Bolívar le formuló algunas preguntas, las cuales fueron contestadas por Pedro Camejo con algo de ingenuidad y sencillez; al explicar las razones que le llevaron a unirse a las filas del ejército republicano, respondió de manera sincera que había sido por codicia; pero que luego comprendió que la lucha tenía otros propósitos más elevados. Fue uno de los 150 lanceros que participaron en la Batalla de las Queseras del Medio ( 2.4.1819) y en esa ocasión, recibió la Orden de los Libertadores de Venezuela.
En la Batalla de Carabobo (24.6.1821) formó parte de uno de los regimientos de caballería de la primera división comandada por José Antonio Páez. Eduardo Blanco en "Venezuela Heroica", narra el momento cuando herido de gravedad, Camejo se presentó ante el general Páez y, con voz desfalleciente le dijo: "Mi general, vengo a decirle adiós porque estoy muerto".
Juan Germán Roscio


Es reconocido como el Primer Canciller de la República. Nació en el Pueblo de San Francisco de Tiznados (Ortiz-Edo. Guárico). Abogado y político, a Roscio se le conoce por ser el principal el redactor del Acta de la Independencia de Venezuela. Igualmente por su lucha para inscribirse como abogado en la Real Audiencia, pues por cuestiones raciales se le quiso negar el ejercicio de la profesión, alegándose que tenía raza india. Roscio, en un proceso que duró 9 años, demostró lo absurdo de los alegatos de la Real Audiencia y logró su incorporación al Colegio de Abogados. Roscio, entre otras áreas se especializaría en derecho público español. De allí que establecida la Junta Conservadora de los Derechos de Fernando VII, verdadera genialidad diplomática de los lideres venezolanos para dar el paso definitivo a la Independencia, sin incomodar a los partidarios de la Corona, mientras se creaba conciencia de la necesidad de la separación total, Juan Germán Roscio, "diputado del pueblo" fue nombrado, Secretario de Relaciones Exteriores de esa Junta, un cargo que hablaba por si mismo de los objetivos del movimiento del 19 de abril. Aún pérdida la primera República, Roscio continúo su actividad diplomática fuera de su país. Fue uno de los civiles venezolanos mejor formados e ilustrados del período de la independencia, apenas pudo regreso a Venezuela y se unió a Simón Bolívar. Su preparación lo llevó a ocupar cargos como redactor del Correo del Orinoco, Ministro de Hacienda, Presidente del Congreso de Angostura, del cual surgiría la Gran Colombia, Vicepresidente del Departamento de Venezuela y Vicepresidente de Colombia la Grande. Lamentablemente, murió prematuramente en 1819, en la Ciudad de Cúcuta.
Manuela Saenz
La mujer conocida con el nombre de la "Libertadora del Libertador", nació en la ciudad de Quito, Ecuador, el 25 de septiembre de 1797. Hija del español Simón Sáenz Vergara y de la ecuatoriana María Joaquina Aizpuru, pasó la mayor parte de su infancia en Quito y fue internada en el convento de Santa Catalina, lugar donde aprendió a leer, escribir y rezar.
Compartió y desarrolló junto a su madre los ideales independentistas, a diferencia de su padre, quien permaneció fiel a la Corona española. Desde muy temprana edad, comenzó a participar en las charlas revolucionarias que traerían las consecuentes batallas en los pueblos latinoamericanos. conoce a Simón Bolívar, cuando hizo su entrada triunfal el 16 de junio de 1822. Manuela lo vio desde el balcón de su residencia, y desde allí arrojó una corona de flores hacia el centro de la multitud que colmaba las calles.
Desde ese momento, se formó un vínculo afectivo- amoroso entre el Libertador y "La Libertadora", como consecuencia de sus conversaciones y disputas acerca de la campaña libertadora. El amor profesado a Bolívar hizo que Sáenz se afirmara con mayor ímpetu en la lucha independentista, por lo que se entregó en cuerpo y alma a las armas, a las disputas verbales, a la intriga política y a los motines revolucionarios. Un tiempo después, comparte residencia con el Libertador en la que hoy es llamada la "Quinta de Bolívar". El 25 de septiembre de 1828, cuando Pedro Carujo intenta asesinar al Libertador, Manuela interviene provocando la huida de Bolívar por una ventana del Palacio de Gobierno, momento a partir del cual es llamada por él mismo como "La Libertadora del Libertador". Muere el 23 de noviembre de 1856.

Gustavo Ávila
“El Monstruo” Gustavo Ávila nació en la ciudad de Caracas el 14 de junio de 1939 en el Instituto Simón Rodríguez, una pequeña clínica que funcionó en El Conde, hoy borrada por un coloso de concreto llamado el Parque Central de Caracas. Estudió en las Escuelas Primarias Franklin Roosevelt y Pedro Mendoza. Pasó los primeros dos años del Bachillerato en el Liceo de Aplicación, en El Paraíso, donde observó la preferencia que le daban sus jovenes amistades al joven jinete Enrique Bouley, eso le animó a probar ser jockey y reconocido como él. Fue a la escuela de jinetes del extinto Hipódromo Nacional de El Paraíso, siendo Ricardo Ramírez el Director, allí aprendió a montar en un pony argentino, pero no le daban caballos purasangres porque era muy novato (confiesa Don Gustavo que le tenía mucho miedo).
Al fin debuta como profesional de la fusta en el desaparecido hipódromo de “El Paraíso” el sábado 14 de agosto de 1954 en la reunión número 39, en una especial exclusiva para jinetes no ganadores de más de 3 tres carreras, donde guió a La Venus, entrenada por Luis Gallegos, arribando en la quinta posición. Esa competencia la ganó Sonia con la conducción de G.I. Blanco, el tiempo agenciado fue de 771/5 para distancia de 1.200 metros. Don Gustavo tiene una anécdota: “Era una carrera de novatos. Jamás podré olvidar ese día, primero no encontraba los estribos y luego se me cayó el fuete en la partida. Estaba nervioso y tembloroso terminé en el quinto puesto. El recorrido me pareció muy largo. No sólo resultó un calvario para mí, sino para Justo Torres, quien también se estrenaba en ese momento“.
Su primer éxito se registró el martes 5 de julio de 1955, sorprendiendo en el 5 y 6 con el ejemplar Solis, preparado por el chileno Héctor Samuel Hernández. De ese momento Gustavo recuerda: “Estaba tranquilo en el aparato y cuando la puerta se abrió, salí disparado, me coloqué en el tercer puesto, luego en el segundo, y cuando ya estábamos en la recta final, tomé la punta para no perderla jamás. Era mi ocasión, y si triunfaba, como había dicho a mamá, las cosas cambiarían”. El año siguiente (1956) también resultó inolvidable para el Monstruo, quien terminó siendo el Mejor Aprendiz y porque, además, el 15 de septiembre logró graduarse como profesional al obtener su triunfo número 60, montado sobre el dosañero Despreciado (casualmente con este ejemplar se anotó su primer clásico, el Clásico José Antonio Páez y derrotando a los mejores del momento).
Su excelente silla, gran inteligencia y recursos sobre un purasangre lo llevarían rápidamente al estrellato. Ganó las estadísticas de los años 1957 (84 primeros), 1958 (90), 1959 (73), 1967 (105) y 1973 (94). En la semana del sábado 8 y domingo 9 de agosto de 1959 alcanzó 8 victorias (récord para la época) por intermedio de Catacumbo, Brete, Tristán, Banal, Onagro, Carretón, Aquille y Mi Carlo. Porque el apodo de monstruo, recuerda Don Gustavo: “Una vez se me acercó el periodista Alberto “Tapa Tapa” Hidalgo y me dijo que parecía un monstruo porque casi siempre pasaba la raya primero, y con ese remoquete me quedé para siempre”
La victoria de Banal del 08-08-59 tuvo la particularidad de que dicha prueba Millard Ziadie presentó cuatro ejemplares y los cuatros ocuparon las primeras posiciones del marcador. En ella corrieron diez en total. Su hoja de servicios es extraordinaria y en ella puede leerse que se paseó por países tan disímiles como Checoslovaquia, Inglaterra, Italia y otros lares del viejo continente, además de toda la América hípica, es decir, Canadá, Estados Unidos, México, Panamá, Puerto Rico, Jamaica, Colombia, Perú, Chile, Uruguay y Argentina.
En 1966, sobre Victoreado, conquistó el primer Clásico Internacional del Caribe en Puerto Rico. Avila recuerda que ganó en Venezuela con el caballo Viviani e igual con la yegua Yeyela. De esa pareja nació Victoreado. Sobre ese triunfo cuenta emocionado: “Se dio la partida con el favorito El Rebelde adelante y Vélika muy cerca. Eran 1800 metros. Yo andaba en el cuarto o quinto lugar, y ya en la recta final, con El Rebelde montado por Cordero junior, siempre al frente, y Vélika en el segundo, me lancé con fuerza. Grité a Rogelio que era yo y él me dio paso. El Rebelde no pudo con Victoreado y por primera vez un criollo ganaba en el extranjero”.
Otros triunfos internacionales los obtuvo con Cañonero en los dos primeros pasos de la triplecorona norteamericana en 1971 (Kentucky Derby y Preakness Stakes). Recuerda Don Gustavo: “Me correspondió el puesto 15. Pensaba que si Cañonero respondía ganaba la carrera. Seguía reflexionando y mientras lo hacía, acariciaba su cabeza. Meditaba sobre mi esposa y Venezuela, hasta que se abrieron las puertas del aparato. Me trancaron y tuve que levantar al caballo. Estaba en el último puesto de un total de 23, pero no perdí la paciencia. Faltaba mucho trecho y dejé que el caballo hiciera lo que quisiera. Lo hizo muy bien, sólo lo exigí en la recta final y ganó por cinco cuerpos y medio, ante 170 mil personas. La mayoría no lo creía, y mi compadre, Luis Aparicio, quien estaba en Boston, sí tenía confianza en mí, por eso se ganó una polla hecha por jugadores de Grandes Ligas”.
En la “Carrera de los Ases” celebrada en La Rinconada con los mejores jinetes latinos, Avila ganó con Fox, preparado por José Rosendo Fernández, derrotando a los consagrados Braulio Baeza, Eddie Belmonte y Angel Cordero, y a los del patio Juan Eduardo Cruz y Balsamino Moreira.
Gustavo Avila conquistó tres veces el Clásico “Simón Bolívar” con Senegal (1957), Pensilvania (1958) y Prenupcial (1961). “Fuerzas Armadas”; Banal (58), Senegal (57) y Guapo (74). “República de Venezuela”; Fair Kill (63), Tenorio (64) y Conoto (65). Se adjudicó seis Clásico “Presidente de la República”; Cantor (59), Porvenir (60), Tom Thumb (67), Four Clubs (68), Chateaubriand (69) y Ejemplo (71). Dos Clásico “Prensa Nacional”; Perry Mason (62) y El Corsario (74). “Francisco de Miranda”; Velika (57) y Cencerro (72) y “José Antonio Páez”; Guaranera (57) y Gradisco (60).
Este era el concepto que tenía el difunto Juan Vicente Tovar del Monstruo: “Una luminaria, un fuera de serie en su época y uno de los jockeys más inteligentes que he conocido. Siempre he sido un admirador de Gustavo, creo que el primero. Se pierden de vista las cualidades de ese señor, y es que es eso, un señor en toda la extensión de la palabra”
Gustavo Avila hasta la temporada de 1985 ganó 1.472 carreras. Su último triunfo fue con Rahab, una pupila de Pedro Armando Quintana. Fungió como comisario en el Hipódromo La Rinconada.
A finales de junio de 2008 fue exaltado al Salón de la Fama del Caribe por ser el jinete que conquistó el primer Clásico del Caribe en 1966 con el caballo Victoreado, bajo el entrenamiento de Domingo Noguera. “Me siento muy contento. Sin duda, es un orgullo ingresar al Salón de la Fama del Caribe. Los miembros de los países me eligieron de una manera abrumadora. El triunfo de Victoreado fue de los más importantes de mi carrera”, fueron sus palabras. Por otra parte, destacó el recordado “Monstruo”, que es un honor compartir esa vitrina con los fustas Juan Vicente Tovar y Douglas Valiente “Es formidable. Ellos fueron grandes profesionales y ganaron en el Caribe. Me siento feliz.”, refirió.
A finales de mayo de 2009 fue homenajeado en Louisville, Kentucky; en el Galt House Hotel en la ceremonia titulada “Galope a la gloria”, a paso de cumplirse 38 años de la gran proeza en el Derby con Cañonero. “Voy a colocar mis manos en una placa de cemento y también la firma. Seré el número treinta y uno en recibir este homenaje como ganador del Kentucky Derby. Voy a revivir ese gran momento junto a mi familia y amigos”, declaró Gustavo Ávila notablemente emocionado antes de tomar el avión hacia Norteamérica.