Personajes Destacados de Brasil


MARIA QUITÉRIA (1792 - 1853)

Domenico_Failutti_-_Maria_Quitéria.jpg


Maria Quitéria de Jesus Medeiros nació, posiblemente, en 1792, en el pueblo de São José de Itapororocas, en Bahia, más precisamente en el fundo de Licorizeiro. Sertaneja (gentilicio de los nacidos en los campos de Nordeste), en 1822 se juntó a las tropas que combatían a los portugueses, en el movimiento de Independencia de Brasil. Primero ingresó en el Cuerpo de Artillería y, después, en el de Cazadores. Su nombre de guerra: soldado Medeiros. A fines de 1822, se incorporó al Batallón de Voluntarios de Don Pedro 1º, tornándose, oficialmente, la primera mujer a hacer parte de una unidad militar en Brasil.
El 20 de agosto de 1823, Don Pedro 1º recibió a Maria Quitéria en una audiencia especial. Le concedió el sueldo de abanderado de línea y la condecoración de Cavallero de la Orden Imperial del Crucero. Se cuentan, sobre Maria Quitéria, historias de valor y audacia. Dícese que tomó de asalto una trinchera enemiga e hizo prisioneros, que condujo bajo la mira de las armas. Dícese también que usaba un uniforme azul con una falda que ella misma cosió y un casco con penacho. A pesar de todo, Maria Quitéria nunca dejó de lado la feminidad.
Después de conquistar las glorias de guerrera, se casó con Gabriel Pereira Brito y con él tuvo una hija, llamada Luísa Maria. Viuda, se fue a Feira de Santana, a tratar de recibir una parte de la herencia del padre. Su personalidad le despertó la atención de la escritora inglesa Maria Graham, que sobre ella registró: “Maria de Jesus no es educada, pero es viva. Tiene la inteligencia clara y la percepción aguda. Pienso que si la educaran, se tornaría una personalidad notable. Nada se observa de masculino en sus modos, antes los tiene gentiles y amables.”
Sin embargo, no fue como mujer que Maria Quitéria consiguió alistarse. Fue disfrazada de hombre que se alistó como soldado voluntario. El motivo de su ingreso en las fuerzas armadas fue el ataque de una cañonera contra la ciudad de Cachoeira. Las noticias sobre el incidente llegaron a Maria Quitéria por los ganaderos que recorrían el sertão baiano. Dos semanas después de alistarse descubrieron que era una mujer. Su padre, que la buscaba, trató de llevársela, pero el comandante Silva e Castro (abuelo del poeta Castro Alves) no lo permitió, por su facilidad en el manejo de las armas y su disciplina.
Su fin de vida no fue coherente con la trayectoria de la heroína, reconocida en mayo de 1953, cuando el Ejército determinó que se inaugurara, en todas sus reparticiones, un retrato de la mujer-soldado. Maria Quitéria murió en 1853, en Salvador, para donde se fue con la hija, casi ciega y en el anonimato. En 1996 se tornó patrona del Cuadro Complementar de Oficiales del Ejército Brasileño.
BARÓN DE RIO BRANCO (1845-1912)
baron_do_rio_branco.jpg
El Barón de Rio Branco, un personaje del mundo, sin fronteras, fue decisivo en el diseño final de los límites territoriales de Brasil. Hasta los 50 años tuvo una trayectoria relativamente discreta. Después creó el mito del diplomático - héroe que sin disparar un único tiro anexó más de 900 mil kilómetros cuadrados al mapa del país.
Nacido en Río de Janeiro como José Maria da Silva Paranhos Junior, creció admirando la diplomacia y la retórica. Hijo del Vizconde de Rio Branco, negociador del fin de la Guerra del Paraguay, fue en muchas ocasiones el primer oyente de los discursos del padre. A los 17 años, ingresó a la Universidad de Derecho de Sao Paulo. Se graduó bachiller en 1866, en Recife. Pasó más de dos años en Europa y volvió en 1869. Desde entonces, fue profesor de Historia en el Colegio Pedro II, promotor público de Nova Friburgo (RJ) y periodista. Acompañó al padre en diversas misiones diplomáticas. Con 31 años, asumió el cargo de cónsul-general de Brasil, en Liverpool.
En 1884, presidió la delegación brasileña en la Exposición de San Petersburgo, en Rusia. Elaboró el documento Memoria sobre Brasil, uno de los más importantes documentos de la historia de la cancillería en el país. En 1888 recibió el título de Barón de Rio Branco y pasó a superintendente- general de la emigración para Brasil en Europa. A partir de 1893 se tornó personaje-clave de todo el proceso diplomático que culminó con el contorno definitivo del mapa de Brasil. Asumió las negociaciones con Argentina en la disputa por el territorio de Misiones - Oeste de Paraná y Santa Catarina. Entregó al entonces presidente de Estados Unidos, Grover Cleveland, árbitro del himpase, una obra en seis tomos sobre la cuestión de límites entre Brasil y la República Argentina, fundamental para que las reivindicaciones fueran atendidas.
En 1898 expuso, en siete tomos, los argumentos para la anexión definitiva de Amapá. En 1900, el gobierno suizo, mediador de la cuestión, le dio un parecer favorable a Brasil. Fue entonces nombrado ministro plenipotenciario. Dos años después se tornó ministro de Relaciones Exteriores. En 1903 firmó el Tratado de Petrópolis, punto final del largo problema entre Brasil y Bolivia por la posesión de Acre. Entre 1904 y 1910 implementó importantes tratados de paz, con Ecuador, Guyana Holandesa, Colombia, Perú y Argentina. Además de ser un notable estratega el Barón de Rio Branco fue responsable por un nuevo concepto de cancillería en Brasil. Al morir, el 10 de febrero de 1912, dejó como legado la aproximación del país con las demás naciones de Latinoamérica y con Estados Unidos.


JOSÉ BONIFÁCIO DE ANDRADA E SILVA (1763-1838)





José Bonifácio de Andrada e Silva nació en Santos el 13 de junio de 1763 e ingresó a la vida pública con edad de jubilado: tenía 56 años cuando volvió de Europa donde había ido a estudiar filosofía, leyes y mineralogía y vivido por 36 años. Solamente a partir de 1819 pasó a dedicarse a la política en el Vice-Reino de Brasil. Dos años después, era vice-presidente de la junta gubernista de Sao Paulo.
Hombre de confianza de Don Pedro, el príncipe regente, participó de la campaña que resultó en el Día del “Me Quedo”. Organizó el primer ministerio de Brasil, del cual fue jefe en los departamentos del Imperio y de los Extranjeros. Conocido como el Patriarca de la Independencia, José Bonifácio fue un político hábil que comandó a un grupo de patriotas en la lucha por la separación de Brasil de Portugal. Actuaba, también, en los bastidores del poder: en marzo de 1822 influenció al príncipe regente para que prohibiera el desembarque de tropas portuguesas en Rio.
Consiguió lo que quería e hizo más: dos meses después, lo convenció a decretar que las órdenes que llegaran desde Portugal sólo deberían ser cumplidas si fueran antes aprobadas por el príncipe regente. Portugal reaccionó: a fines de agosto, la Corte ordenaba la dimisión de José Bonifácio y de todo el ministerio. D. Pedro estaba en Sao Paulo. Al recibir las nuevas órdenes de la Corte, acompañadas de una carta de su ministro del Imperio y de los Extranjeros, decidió proclamar la independencia. José Bonifácio comandaba el Partido Brasileño que, en la Asamblea Constituyente de 1823, tenía como adversario el Partido Portugués, formado por militares, comerciantes portugueses y altos funcionarios.
El Partido Brasileño tenía grandes propietarios de tierras y de esclavos, que le retiraron el apoyo a José Bonifácio cuando éste se manifestó favorable a la extinción gradual de la esclavitud. Al mismo tiempo, en otra frente de lucha, comandaba la guerra contra los portugueses que se resistían a la independencia, principalmente en Bahía, en Pará y en Maranhão.
D. Pedro era simpatizante del Partido Portugués y el ministerio comandado por José Bonifácio cayó en julio de aquel año. Él, entonces, se tornó líder de la oposición y atacaba al emperador y a su amante, Domitila de Castro Melo, en la prensa. Para provocarlo y a su familia, que mandaban en Santos, Don Pedro hizo de Domitila la Marquesa de Santos. En noviembre de 1823, José Bonifácio y sus hermanos fueron expulsados de Brasil.
El Patriarca de la Independencia vivió en Francia durante seis años y, en 1829, cuando murió su esposa, Narcisa Emília O´Leary, volvió a Brasil y se reconcilió con el emperador. En 1831, cuando D. Pedro abdicó para asumir el trono de Portugal, fue nombrado tutor de los príncipes que se quedaron en Río. En 1833 fue destituido del cargo por decreto de la Regencia y confinado en su casa de Ilha de Paquetá, donde murió en 1838.
RUTH ROCHA


Escritora paulista (2/3/1931-). Uma das maiores escritoras de literatura infantil do país, com 130 livros publicados e 10 milhões de exemplares vendidos, sendo 2 milhões no exterior. Ruth Machado Louzada Rocha nasce na capital paulista em uma família de classe média, forma-se na Escola de Sociologia e Política de São Paulo em 1953 e começa a trabalhar como orientadora educacional no Colégio Rio Branco.
Em 1965 escreve artigos sobre educação para a revista Claudia. Dois anos depois assume a orientação pedagógica da revista Recreio, na qual publica seu primeiro conto, Romeu e Julieta, em 1969. Deixa a Editora Abril no mesmo ano e inicia prolífera produção literária, inspirada na filha, Mariana. Marcelo, Marmelo, Martelo (1976) vende 1 milhão de exemplares.
De 1973 a 1981, volta a dirigir publicações infantis da Editora Abril, participa das coleções Conte um Conto, Beija-Flor e Histórias de Recreio e lança O Reizinho Mandão (1978). Em 1989 é escolhida pela ONU (Organização das Nações Unidas) para assinar a versão infantil da Declaração Universal dos Direitos Humanos, intitulada Iguais e Livres, publicada em nove línguas.
Em 1990 assina a declaração da ONU sobre ecologia para crianças, Azul e Lindo - Planeta Terra, Nossa Casa. Em 1995 lança o Dicionário Ruth Rocha. É autora da série didática Escrever e Criar... É Só Começar, prêmio Jabuti de melhor obra didática em 1997. Em 1999 finaliza a versão infanto-juvenil de Odisséia, de Homero.

Escritora brasileña, Ruth Rocha es conocida por su trabajo dentro de la promoción de la lectura y por sus libros dedicados a la literatura infantil.
Socióloga y educadora, Rocha ha colaborado con numerosas revistas y publicaciones culturales, y sus libros han sido traducidos a más de 25 idiomas en todo el mundo.
A lo largo de su carrera ha recibido honores como ser aceptada en el PEN Club y premios como el Jabuti.Las obras mas destacadas de Ruth Rocha: Una historia con mil monos 1988. El gato Borba 1988. Dos idiotas sentados cada uno en su barril 1987. La fantástica máquina de los animales 1973. Monigote y Chancho Panza 1973. El dueño de la pelota 1973.

CHICO BUARQUE

Francisco Buarque de Hollanda (Río de Janeiro, 19 de junio de 1944), más conocido como Chico Buarque, es un poeta, músico, compositor, dramaturgo y novelista brasileño.
Se le conoce principalmente por sus canciones de refinada armonía, deudoras en parte de Antonio Carlos Jobim, y por sus letras, que oscilan entre una temática de carácter intimista, hasta cuestiones como la situación cultural, económica y social de Brasil. A lo largo de su vida ha ido alternando su carrera musical con la de novelista y dramaturgo. Su último libro, Budapeste (2005), fue muy aclamado y ganó el importante Premio Jabuti.
Nació en el seno de una familia intelectual y privilegiada. Su padre, Sergio Buarque de Hollanda, era un conocido historiador y sociólogo. Buarque fue un niño estudioso con un interés precoz en la música y la escritura. Desde temprano le impresionó la música, sobre todo la bossa nova y en especial el trabajo de João Gilberto.
Se casó con la actriz Marieta Severo, con quien tiene tres hijas (Sílvia, Helena y Luísa).
El debut público de Buarque como músico y compositor ocurrió en 1964 y pronto se hizo una reputación a través de su participación en festivales musicales y programas de televisión. Su primer álbum, Chico Buarque, mostraba el trabajo por venir, con sambas pegadizas, caracterizadas por juegos de palabras creativos y un trasfondo de nostalgia trágica.
Su cada vez mayor actividad política contra la dictadura militar de Brasil le valió ser arrestado en 1968 y lo movió al exilio a Italia en 1969. Chico Buarque regresó a Brasil en 1970, donde empleó su fama y habilidad para escribir canciones como protesta contra la dictadura. En esta época su sencillo de protesta (ligeramente disimulada) "A pesar de você" pasó desapercibido de alguna manera por los censores militares y se convirtió en el himno del movimiento democrático. Después de vender 100.000 copias, el sencillo fue finalmente censurado y todas las copias fueron retiradas del mercado. A pesar de la censura, canciones como "Samba de Orlý" (1970), "Acorda amor" (1974) y "Vai passar" (1983) hicieron patente la continua oposición de Chico.
Durante los años setenta y ochenta, Chico colaboró con cineastas, dramaturgos y músicos en trabajos que protestaban contra la dictadura.

En el año del golpe militar de Brasil, 1964, Chico escribió sobre la situación y evitó la censura al usar analogías crípticas y juegos de palabras. Por ejemplo, en la canción "Cálice" juega con las palabras portuguesas para "cállese" y "cáliz" para cantar sobre la opresión militar bajo la apariencia de relato bíblico. Aunque bien es cierto que sus letras también abordan temas de carácter más personal, con un aire sutil, y en un contexto musical hondo y refinado.
Silvio Rodríguez lo nombra en su canción "Quién Fuera". En 1998, la escuela de samba de Mangueira ganó el primer lugar del carnaval carioca con un tema de homenaje a Chico Buarque.